¿Cómo elegir el campamento de verano de nuestros hijos?

¿Cómo elegir el campamento de verano de nuestros hij@s?

Parece que queda mucho, pero es ahora cuando debemos empezar a plantearnos qué haremos con nuestros hij@s cuando lleguen las vacaciones de verano. Seguro que muchos de vosotros habéis pensado en enviarles una o dos semanas a un campamento pero, os surgen infinidad de dudas sobre qué tipo de campamento se trataría, dónde, con qué características, etc.

En La Rana Cuaja, vamos a intentar aclarar algunas de las dudas más comunes que se plantean a los padres a la hora de decantarse por uno u otro campamento de verano.

La primera pregunta que debemos hacernos es la intención con la que apuntamos a nuestros hijos a estos campamentos. ¿Para divertirse y pasar unos días en un entorno diferente?; o tal vez, lo que queremos es reforzar su aprendizaje en alguna materia escolar (inglés, matemáticas, etc)…

En segundo lugar, es también fundamental si queremos que acuda a un campamento urbano de día o alargar su estancia en un campamento durante una o dos semanas, con instalaciones propias donde pernoctar.

Una vez que tenemos claras estas premisas, habrá que seleccionar aquellos campamentos que se adapten a nuestras necesidades.

Respecto a su ubicación:

1. Campamentos urbanos organizados por centros educativos, ayuntamientos, asociaciones culturales, etcétera. Habitualmente en instalaciones dentro o cercanos de la entidad que las organiza.
2. Campamentos en la montaña o el mar, con instalaciones propias tales como albergues o cabañas, ubicadas habitualmente en zonas geográficas costeras o cercanas a cordilleras, montes, etc….
3. Campamentos en el extranjero que combinan la enseñanza de un idioma en una academia con la convivencia con familias del país o en residencias con compañeros de diferentes nacionalidades

En relación a su temática:

1. Campamentos de ocio: con actividades que fomentan las relaciones personales y la interacción entre los chicos y chicas.
2. Campamentos temáticos: de cocina, deportivos (fútbol, tenis, vela, equitación…)
3. Campamentos de idiomas: inglés, alemán, chino, etc.

Sea cual sea el tipo de campamento que elijamos, antes debemos informarnos sobre ciertos aspectos fundamentales para que la estancia de nuestros hijos en ellos sea satisfactoria al 100%.

  • Las instalaciones: es muy importante si se puede, visitarlas. Será la mejor manera de comprobar – in situ – que cumplen con los requisitos necesarios para albergar a nuestros hijos durante un tiempo determinado.

En el caso de campamentos en el extranjero, solicitemos la mayor información posible a la empresa organizadora.

  • El equipo de monitores: ¿cuentan con la titulación necesaria para trabajar con niñ@s e impartir las disciplinas correspondientes según el tipo de campamento? Según el Centro Educativo Internacional El Jarama (CEI El Jarama, en Talamanca de Jarama, en Madrid) donde desde hace más de 25 años organizan campamentos de verano en la naturaleza, los monitores deben ser seleccionados rigurosamente, aunque en su caso la mayor parte de la plantilla lleva ya muchos años en “la casa”.  El ratio es de 1 monitor por cada 15 niñ@s y existe una limitación en el número de plazas para la realización de las actividades. Además, los monitores de los programas de inmersión son nativos y/o bilingües (C2).
  • La alimentación: ¿trabajan con un catering o tienen cocina propia? ¿tienen en cuenta alergias e intolerancias?
  • Equipo médico: asegurémonos de que cuentan con servicio de enfermería/pediatría y con un centro de salud y un hospital a una distancia prudencial. Así mismo, debemos asegurarnos de que la ficha médica y de alergias de cada niño es controlada rigurosamente por una persona responsable en el centro. De este modo, si nuestros hij@s siguen algún tratamiento o tiene alguna intolerancia o alergia, estaremos seguros de que hay una persona responsabilizada de que tome su medicación correctamente o no ingiera ningún alimento nocivo en ningún caso.
  • Normas de comportamiento de los alumnos: es interesante conocer las normas y reglas que rigen cada campamento en lo referente a equipación, juguetes, dispositivos móviles, dinero de bolsillo, alimentos traídos del exterior etc.
  • Material: ¿qué necesitan llevar nuestros hij@s cuando comience el campamento? ¿Qué nos proporcionan allí? Y las cuestiones se multiplican cuando el campamento es en el extranjero:
    o Documentación necesaria
    o Vacunaciones
    o Ropa
    o Otros materiales
  • Comunicación con los padres durante la estancia: cuáles serán los medios utilizados: blog, redes sociales, teléfono móvil. ¿Se podrá hablar con el niño directamente o habrá monitores encargados de informar a los padres? ¿Existen días de visita o jornadas de puertas abiertas?

Si realizamos una lista con éstas y otras dudas, según cada caso específico, y las resolvemos antes de elegir campamento, nos aseguraremos de estar dejando el ocio vacacional de nuestros hijos en buenas manos y nosotros también disfrutaremos tranquilos.

Con este artículo, esperamos en El Club de La Rana Cuaja ayudaros a la hora de encontrar la mejor opción de ocio para las vacaciones de verano de vuestr@s renacuaj@s 🙂

Otros post que os pueden interesar:

Cómo prevenir las alergias de primavera en los niñ@s

La importancia de la amistad para los niñ@s

La nueva era de La Rana Cuaja: La Rana Cuaja da el salto

 

 

 

 

¿Por qué es más sano un potito ecológico que otro que no lo es?

 

Nueva línea de potitos ecológicos para los peques más sanotes

En este artículo vamos a hablar un poco sobre las características y peculiaridades, de la nueva gama de potitos ecológicos que La Rana Cuaja va a incorporar a su stock muy pronto y vamos a explicar por qué son más sanos. Se trata de los potitos ecológicos de SmileatBaby, una joven empresa española que fabrica purés ecológicos para bebés y artesanales. El objetivo de La Rana Cuaja es de dar lo mejor a los más pequeños, y por ello nos mantenemos en la misma línea de prioridad que ofrecemos y hemos ofrecido siempre para la moda, la calidad.

Los potitos ecológicos de La Rana Cuaja no contienen aceite de palma

La alimentación de los niños en su edad más temprana (0-2 años) es primordial para los padres, y tomando cada vez más conciencia sobre “de qué están hechos los alimentos que comemos y comen nuestros hijos”.

Consecuencia de los últimos escándalos como pueden ser el aceite de palma o el azúcar refinado, ambos ingredientes cuestionados por sus efectos en la salud y que se ha viralizado en todo el mundo. Los potitos ecológicos son la sana alternativa a la comida rápida y fácil de consumir.

Estos potitos ecológicos tienen la esencia de lo antiguo, están hechos exactamente igual que como lo hacían antiguamente las madres a sus hijos. No contienen ningún añadido artificial, son unos productos 100% naturales con ingredientes de temporada (en el caso de las frutas y verduras) y cultivados ecológicamente de manera sostenible en España y envasados en vidrio.

Para la elaboración de los potitos ecológicos de La Rana Cuaja se contacta con ganaderos y agricultores ecológicos de todo el país y se preparan artesanalmente

Los principales ingredientes que contienen estos potitos ecológicos son:

• Frutas (manzana, pera, plátano, naranja…)
• Verduras (zanahoria, calabaza, calabacín…)
Carnes (pavo, pollo o ternera)
Pescados (merluza)
Cereales – ( arroz, mijo, maíz…; todos ellos sin gluten)

Entre los añadidos naturales, podemos destacar 3 comunes utilizados:

1. Aceite de oliva Virgen extra
2. Canela
3. Zumos naturales (naranja, limón, manzana…)

Puedes leer los ingredientes concretos de uno de nuestros potitos ecológicos en este ejemplo de potito de manzana y pera.

Todos y cada uno de los ingredientes de estos potitos ecológicos de La Rana Cuaja están certificados con procedencia de agricultura y ganadería ecológica, es decir, cultivado sin pesticidas en el caso de las frutas o sin hormonas de crecimiento, ni químicos en la alimentación de los animales como es en el caso de la carne, etcétera.

Los potitos ecológicos de la Rana Cuaja están certificados con procedencia de agricultura y ganadería ecológica, sin pesticidas, sin hormonas de crecimiento ni químicos, sin aceite de palma ni azúcares añadidos

En La Rana Cuaja nos preocupamos por el cuidado y bienestar de nuestros hijos y ahora queremos seguir adelante con ese compromiso con algo tan importante como es su alimentación.

Podemos elegir entre dos formatos de tamaño de potito y potitos salados para comidas o cenas y los potitos de de frutas.

  • Formato: pequeño (130gr) para los bebés recién nacidos, consumo recomendado a partir de los 4 meses, y el grande (230gr) a partir de los 6 meses.
  • Sabor: Dulce o salado
    Dulce: 3 frutas, multifrutas, manzana naranja, pera y manzana, con cereales…
    Salados: merluza, ternera, pollo o pavo con verduras, verduras variadas…

Estamos al 100% concienciados de darles lo mejor a nuestros hijos, incluso desde antes de su nacimiento. Por ello, os ofrecemos esta gama de potitos ecológicos en nuestra tienda porque no hay apuesta más segura que la de dar una alimentación sana, ecológica, rica y segura a nuestros hijos.

Podéis adquirir los potitos ecológicos en nuestra tienda en formato de packs de 12 unidades y os los enviaremos como siempre, en un plazo de 24-48 horas. Si tenéis alguna consulta, no dudéis en contactar con nosotros en el teléfono 91 601 39 02 o a través de nuestro formulario

Estamos encantados de atenderte y sobre todo, ¡felices porque has decidido alimentar de manera muy sana a tú bebé!